LA ESFERA, 2011-13

Instalación sonora.

La instalación consta de una luz proyectada en la pared en forma de disco.
La música se escucha en un cuarto a oscuras en el más completo frío.
En la sala hay una escultura en la oscuridad que el público no puede ver, sólo percibirla.
Música compuesta con cánticos griegos, mantras y sonidos electromagnéticos de planetas como resultado de la interacción de partículas electromagnéticas del viento solar y la magnetosfera planetaria. Grabados por sondas de la NASA, y convertidas posteriormente en un sonido perceptible por el oído del ser humano.